Acumule dinero convirtiéndose en propietario de casa

Por décadas, el ser dueño de casa ha sido la manera principal en que la mayoría de los consumidores han podido ahorrar. Hoy día, el capital sobre la propiedad, el valor en el mercado de una casa menos el saldo de cualquiera de los préstamos sobre la propiedad, representa más de 4/5 de los ahorros de una familia típica. Así que, cada pago de préstamo hipotecario, no sólo ayuda a pagar el principal y los intereses de su hogar, pero también aumenta sus ahorros.

Primero que nada, sencillamente al pagar su préstamo hipotecario, usted está ahorrando. Y usted hace esto todos los meses de manera regular y disciplinada. Segundo, hay una probabilidad muy alta, aunque sin absoluta certeza, de que, al pasar el tiempo, el valor del mercado de su casa aumentará. Por muchas décadas, al nivel nacional, los precios de las casas han aumentado, en promedio, un cuatro por ciento anualmente, (aunque, tenga en mente que los precios pueden bajar al igual que suben).

Prepárese financieramente para convertirse en propietario de casa

Con la preparación adecuada, casi todas las personas pueden costear ser dueños de una casa. Desarrolle un plan de ahorros para acumular dinero para un pago inicial al momento de comprar la casa, para los gastos de mudanza y para los gastos de emergencia después de haber hecho la compra, tales como para reparaciones necesarias en el hogar. Recuerde que, mientras más grande sea su pago inicial, más bajo será su pago del préstamo hipotecario. La campaña “America Saves” le puede ayudar a desarrollar un plan para que haga depósitos mensuales regulares en una cuenta de banco o cooperativa de ahorros (por favor vea el último panel).

A la misma vez, reduzca su deuda de tarjetas de crédito y otras deudas para incrementar su habilidad para costear una casa. El disminuir estas deudas le aumentará su puntuación de crédito y sus oportunidades de adquirir un préstamo a intereses más bajos. Para más información sobre crédito y ayuda sobre cómo pagar las deudas, comuníquese con su servicio local sin fines de lucro de asesoría en asuntos de crédito para los consumidores o con una agencia de asesoramiento relacionado a la vivienda.

Compre una casa

Haga los trámites para que lo cualifiquen para un préstamo hipotecario antes de buscar casa, condominio o vivienda cooperativa. Esto le dará una idea si usted puede comprar una casa y, si usted puede, a qué precio.

Asegúrese comunicarse por lo menos con tres prestadores, incluyendo su institución financiera principal. Esto ayudará a asegurar que usted adquiera el préstamo al costo más bajo para el cual usted puede cualificar. Tenga mucho cuidado especialmente con las ofertas para préstamos que usted no haya solicitado que reciba ya sea por correo, por teléfono o a su puerta.

La mayoría de los compradores de casas encuentran que al buscar una casa, les ayuda trabajar con un agente de bienes raíces. Considere la opción de utilizar los servicios de un agente que trabaje con usted solamente representándolo a usted como comprador. Para recibir información adicional y asesoría, consulte la guía para comprar casas de la Fundación Fannie Mae llamando al (800) 611-9566 ó si prefiere, la puede encontrar en la Internet en www.homebuyingguide.org.

Haga los pagos del préstamo hipotecario a tiempo

Hacer los pagos del préstamo hipotecario a tiempo le ayudará a ahorrar y a evitar tener que pagar cuotas costosas de penalidades. Si usted no hace los pagos del préstamo, usted pudiese perder su casa debido a una ejecución hipotecaria.

Para asegurar que usted puede costear los pagos haciéndolos a tiempo, mantenga un fondo para emergencias al cual usted tenga acceso cuando sea necesario. En esta cuenta del fondo de emergencias deberá haber suficiente dinero para pagar las reparaciones del hogar, al igual que para gastos de emergencias.

La manera más fácil de establecer un fondo para emergencias es pidiéndole a su banco o cooperativa de crédito que transfieran automáticamente fondos de su cuenta de cheques a su cuenta de ahorros. Básicamente, el dinero que usted no ve, no le hará falta.

Si usted tiene dificultad en hacer los pagos, busque ayuda

No espere hasta que haya dejado de hacer un pago para buscar ayuda. Busque ayuda tan pronto como usted esté conciente de que usted pudiese tener dificultad en hacer los pagos a tiempo.  

Comuníquese con su prestador teniendo en mente que todos los prestadores con buena reputación quieren que usted tenga éxito como propietario de casa. Su prestador le agradecerá que usted lo llame y deberá trabajar con usted para resolver cualquier problema. 

También tome en consideración el comunicarse con la agencia que le proporcionó asesoría antes de que usted comprara su hogar. Con frecuencia, estas agencias tienen programas para ayudar a los dueños de casas que tienen problemas después de haber comprado la casa. 

Si la asesoría para después de haber comprado la casa no está disponible, comuníquese con una agencia local sin fines de lucro de asesoramiento en asuntos de crédito para consumidores. Ellos pueden ayudarle a trabajar con sus acreedores para administrar sus deudas de manera exitosa.

Sea cauteloso al tomar prestado sobre el capital en su propiedad

Recuerde que su capital sobre su propiedad son ahorros. Si usted hace un préstamo sobre el capital en la propiedad, o un segundo préstamo hipotecario, usted está gastando sus ahorros.

Los expertos están de acuerdo en que algunas razones para tomar dinero prestado por medio de un préstamo sobre el capital en la propiedad son más apropiadas que otras. De seguro que un uso legítimo sería cubrir los gastos de emergencias grandes, tales como una factura grande de gastos médicos, en caso que usted no tenga suficientes ahorros. Otros usos apropiados incluyen mejoras al hogar y gastos para la educación.

También los expertos creen que los usos menos apropiados para hacer un préstamo sobre el capital en la propiedad serían para adquirir lujos innecesarios. Esto pudiese incluir un automóvil caro, en vez de un vehículo básico para el transporte, o unas vacaciones costosas. Además, usted debe evitar confiar en los préstamos sobre el capital en la propiedad para cubrir los gastos básicos de vida, excepto en períodos de transición entre trabajos.

Lo más importante es que usted es quien debe tomar la decisión si usted necesita o no necesita un préstamo sobre el capital en la propiedad, y si usted decide que sí lo necesita, comuníquese por lo menos con tres prestadores. Tenga mucho cuidado con las ofertas que usted no haya solicitado que recibe por correo, por teléfono o a su puerta.

Tip of the Day

  • Written by Katie Bryan | November 25, 2013

    Tip to #save when shopping: You can #save more than 10% by comparing prices at different stores.

Saver Stories View all »

Getting Out of Debt

Written by Katie Bryan | October 28, 2013

In 2004, Tonya Shelton was facing financial ruin. Barely making more than minimum wage and having lost her home to an unexpected family crisis, Shelton and her family were forced to live in a rundown hotel.

Read more...

Starting and Continuing a Personal Finance Journey

Written by Sara Cooper | December 23, 2013

When Kiara Hardin, now a junior at Western Illinois University, became an intern with the Chicago Summer Business Institute during her sophomore year of high school, she began her personal finance journey. The program required participants to open a savings account.

Read more...

Developing a Savings "Game Plan"

Written by Katie Bryan | October 28, 2013

Eunice Diaz, a teacher in Colorado Springs, had been noticing a pattern. Despite the fact that she and her husband were “making good money,” they were spending their entire earnings and “were still struggling at the end of the month.”

Read more...