Ahorre para Casos de Emergencia

El establecer un fondo de emergencia es la meta principal de quienes participan en el programa America Saves. Casi una cuarta parte de las personas que han prometido ahorrar, bien sea al nivel local o nacional, han elegido “ahorrar para casos de emergencia” como su primera meta para establecer un patrimonio. Un fondo de emergencia consiste de un monto de poco dinero, por lo general en una cuenta de ahorro, a la cual usted no tiene acceso fácil. El ahorrar para este fondo comienza con contribuciones programadas con regularidad que con el tiempo se acumulan.

Los gastos para una emergencia pueden variar desde una factura para la reparación inesperada del auto, hasta gastos de subsistencia que son difíciles de cubrir debido a la cesantía de un empleo. Conforme a una encuesta dirigida por la Junta de la Reserva Federal (Federal Reserve Board), las familias típicas de bajos y medianos ingresos dicen que desean tener ahorrados $3,000 en “ahorros preventivos”. Sin embargo, un fondo de emergencia de tan sólo $500 puede hacer la diferencia. Un reporte investigativo reveló que las familias de bajos ingresos que contaban con un fondo de emergencia de por lo menos $500 tenían una mejor situación financiera que las familias de ingresos moderados con ahorros menores a esa cantidad.

Investigación Sobre los Ahorros para Casos de Emergencia


 

Por qué Usted Debe Comenzar a Ahorrar para Casos de Emergencia
La Mejor Manera de Ahorrar para Casos de Emergencia

 


 

Por qué Usted Debe Comenzar a Ahorrar para Casos de Emergencia

El ahorrar para casos de emergencia es, y debería ser, una prioridad principal para todo estadounidense.

El mantener una cuenta de ahorro para casos de emergencias pudiese ser la diferencia más importante entre aquellos que logran mantenerse a flote y aquellos que se ahogan en deuda. Esto se debe a que guardar de $500 a $1,000 en una cuenta de ahorro para casos de emergencia le puede permitir a usted fácilmente cumplir con retos financieros inesperados tales como:

El fondo de emergencia no sólo le provee a usted dinero para pagar esos gastos, sino también le da la tranquilidad de saber que puede pagar esas emergencias financieras. El no tener un fondo de emergencia es una de las razones por las que muchas personas toman prestado mucho dinero con tasas altas de interés. Por ejemplo, un estudio de la Fundación Pew, llevado a cabo en julio del 2012, reveló que si ahorraran para casos de emergencia, los doce millones de adultos estadounidenses quienes anualmente solicitan préstamos del día de pago (payday loans) probablemente no tendrían que solicitar ocho préstamos al año, cada uno de $375, e incurrir en gastos de $520 en intereses.  

La Mejor Manera de Ahorrar para Casos de Emergencia

La manera más fácil y efectiva de ahorrar es automáticamente. Así es como millones de estadounidenses ahorran en sus bancos o cooperativas de crédito. Su banco o cooperativa de crédito le puede ayudar a establecer ahorros automáticos al transferir una cantidad fija de su cuenta de cheques a una cuenta de ahorro. Averigüe cómo ahorrar automáticamente.