Uncategorised

Desarrollando un Presupuesto

Written by Katie Bryan · 13 February 2015

¿Sabe usted exactamente en qué gasta todo su dinero cada mes? ¿Sabe usted cuánto dinero le sobra para gastar este mes? ¿Está usted ahorrando cada mes para establecer un fondo de emergencia? Si respondió NO a cualquiera de estas preguntas podría ser la hora de organizar sus finanzas.

El primer paso para ahorrar con más eficacia es manteniendo un registro de lo que usted gasta y hacer un presupuesto. Hay muchas maneras distintas de hacer esto, pruebe varias y elija el sistema que funciona mejor para usted. La clave para ahorrar con más éxito es encontrar un sistema que funciona para usted y seguir ese sistema fielmente.

Primer Paso: Mantenga un Registro de sus Gastos

Nosotros pagamos los artículos que necesitamos de maneras diferentes. Gastamos en efectivo, por medio de crédito, débito, y hasta pagamos cuentas automáticamente. Es importante tener un sistema establecido para captar bien toda la actividad de gastos.

Afortunadamente, hay recursos digitales para ayudarle a mantener un registro de sus gastos. Busque estos recursos gratuitos que le ayudarán a agrupar todos sus gastos en un solo lugar. Dele un vistazo a sus gastos de un par de meses. Sume todos sus gastos y divida sus gastos en categorías grandes, tales como vivienda, comida, servicios públicos, entretenimiento, compras, ahorros, y todo lo demás. Haga clic aquí para ver una hoja de trabajo para desarrollar un presupuesto.

Segundo Paso: Desarrolle su Presupuesto

Ahora usted ya sabe en realidad en qué gasta su dinero. ¿Pero está su dinero llegando a donde debería llegar? Desarrolle un presupuesto al que usted pueda atenerse. Busque gastos que usted puede recortar para poder pagar deudas de intereses altos y ahorrar. ¿No está seguro a dónde dirigir su dinero? Vea nuestra hoja de trabajo para desarrollar un presupuesto.

Tercer Paso: Aténgase a su presupuesto

Desarrollar un presupuesto es fácil, lo difícil es adherirse al mismo. La clave para ello es regresar al primer paso y mantener un registro de todos sus gastos. Verifique cada semana sus finanzas para asegurarse que no se sale del presupuesto. Puede hacer ésto con un sistema de dinero en efectivo o de sobres. Por ejemplo, use un sobre para el dinero que usted ahorra, otro para el dinero que gasta, y un tercer sobre para el dinero que da como donación. Usted también puede llevar un registro con un programa computarizado, un servicio de gestión financiera en línea, una aplicación móvil, o simplemente usando lápiz y papel para mantener un registro de sus gastos.

En realidad no importa cuál sistema use, lo importante es encontrar un sistema que funcione para usted y que se atenga al mismo.

Ahorre para Gastos de Educación

Written by Katie Bryan · 13 February 2015

El ahorrar para la educación es la segunda meta más popular que las personas eligen (después de ahorrar para casos de emergencia) cuando se comprometen a ahorrar por medio de America Saves. Hay muchos factores diferentes a considerar cuando se ahorra y se pagan estudios universitarios. La información y los recursos a continuación le pueden ayudar a planificar para tan elevado gasto. 

El Costo de la Educación Superior

Según el College Board, el costo promedio de matrícula y cuotas para el año escolar del 2014 al 2015 fue de $31,231 en universidades privadas, $9,139 para estudiantes que residen en el estado que asisten a universidades públicas, y $22,958 para estudiantes residentes de fuera del estado que asisten a universidades públicas. El costo promedio de alojamiento y comidas del 2012 al 2013 oscilaba desde $9,804 en universidades públicas de cuatro años hasta $11,188 en universidades privadas.

Reduciendo al Mínimo el Costo de la Universidad

Encuentre Dinero Gratis

Con frecuencia, a las subvenciones y a las becas se les llama “ayuda de regalo” (gift aid en inglés) porque son dinero gratis, ayuda financiera que no tiene que pagarse. Por lo general, las subvenciones se otorgan en base a la necesidad financiera, mientras que las becas se otorgan en base al mérito académico. Averigüe más en https://studentaid.ed.gov/es/types/grants-scholarships. Fuente: http://trends.collegeboard.org/college-pricing/figures-tables/average-estimated-undergraduate-budgets-2014-15

Considere Asistir a una Universidad Comunitaria (Community College)

De acuerdo al College Board, el costo promedio de asistir a una universidad comunitaria es de $3,347 y el estudiante promedio recibió suficientes subvenciones y créditos tributarios para cubrir la matrícula típica y efectos escolares,,excepto por $10 de la factura promedio de $1,328 para libros. El asistir a este tipo de universidad los primeros dos años le puede ahorrar a usted miles de dólares.

Trabaje Mientras Asiste a la Universidad

El ganar dinero mientras usted asiste a la escuela es una manera de mantener los costos bajos,  especialmente si usted no tiene suficientes ahorros para pagar los costos completos de educación. Cualquier dinero que usted gane es dinero que usted no tiene que tomar prestado.

Programa Federalde Estudio y Trabajo (Work-Study) 

Este programa provee empleos a tiempo parcial para estudiantes de bachillerato y de postgrado con necesidad financiera, permitiéndoles ganar dinero para ayudar a pagar los gastos de educación. El programa fomenta el servicio comunitario y trabajo relacionado con los estudios del alumno. Averigüe más en https://studentaid.ed.gov/es/types/work-study.

Maneras de Ahorrar para la Universidad

Planes 529

Un plan 529 es un plan de ahorros que ofrece ventajas tributarias, diseñado para fomentar el ahorro para gastos de educación superior futura. Los planes 529 se conocen legalmente como “planes de matrícula calificada” patrocinados por los estados, agencias estatales o instituciones educativas, y están autorizados por la Sección 529 del Código de Rentas Internas (Internal Revenue Code).

Puede informarse más sobre este tipo de planes, las cuotas asociadas, cómo impactan la elegibilidad para recibir ayuda financiera, y si son adecuados para usted, al visitar SEC.gov  

Bonos de Ahorros

El Programa de Bonos de Ahorro para la Educación permite que los contribuyentes que califiquen  excluyan de su ingreso bruto todo o una porción del interés devengado al redimir los bonos que califiquen de la Serie EE y Serie I emitidos después de 1989. 

Para recibir más información relacionada a los bonos visite TreasuryDirect.gov.

Solicitando Préstamos

Si usted necesita tomar dinero prestado para pagar la universidad o una escuela vocacional, comience con los préstamos estudiantiles del gobierno federal. Infórmese más en https://studentaid.ed.gov/es/types/loans/federal-vs-private

 

Ahorre para Casos de Emergencia

Written by Katie Bryan · 13 February 2015

El establecer un fondo de emergencia es la meta principal de quienes participan en el programa America Saves. Casi una cuarta parte de las personas que han prometido ahorrar, bien sea al nivel local o nacional, han elegido “ahorrar para casos de emergencia” como su primera meta para establecer un patrimonio. Un fondo de emergencia consiste de un monto de poco dinero, por lo general en una cuenta de ahorro, a la cual usted no tiene acceso fácil. El ahorrar para este fondo comienza con contribuciones programadas con regularidad que con el tiempo se acumulan.

Los gastos para una emergencia pueden variar desde una factura para la reparación inesperada del auto, hasta gastos de subsistencia que son difíciles de cubrir debido a la cesantía de un empleo. Conforme a una encuesta dirigida por la Junta de la Reserva Federal (Federal Reserve Board), las familias típicas de bajos y medianos ingresos dicen que desean tener ahorrados $3,000 en “ahorros preventivos”. Sin embargo, un fondo de emergencia de tan sólo $500 puede hacer la diferencia. Un reporte investigativo reveló que las familias de bajos ingresos que contaban con un fondo de emergencia de por lo menos $500 tenían una mejor situación financiera que las familias de ingresos moderados con ahorros menores a esa cantidad.

Investigación Sobre los Ahorros para Casos de Emergencia

  • Conforme a una encuesta, la familia típica de ingresos bajos a medianos expresó que deseaba tener ahorrados $3,000 en “ahorros preventivos”. Pero el punto medio de los activos financieros de estas familias, incluyendo los ahorros para la jubilación, eran solamente de $2,700. 
  • Más aún, una encuesta dirigida en diciembre del 2012 por la Federación Americana del Consumidor reveló que solamente un 37 por ciento de las familias de ingresos bajos a medianos tenían una cuenta de ahorro o Cuenta de Ahorros del Mercado Monetario (money market) en un banco o cooperativa de crédito. Y la cantidad del punto medio en estas cuentas era menor de $1,000-$700 para familias de bajos ingresos, y de $1,000 para las familias de ingresos moderados.

 

Por qué Usted Debe Comenzar a Ahorrar para Casos de Emergencia
La Mejor Manera de Ahorrar para Casos de Emergencia

 


 

Por qué Usted Debe Comenzar a Ahorrar para Casos de Emergencia

El ahorrar para casos de emergencia es, y debería ser, una prioridad principal para todo estadounidense.

El mantener una cuenta de ahorro para casos de emergencias pudiese ser la diferencia más importante entre aquellos que logran mantenerse a flote y aquellos que se ahogan en deuda. Esto se debe a que guardar de $500 a $1,000 en una cuenta de ahorro para casos de emergencia le puede permitir a usted fácilmente cumplir con retos financieros inesperados tales como:

  • reparar los frenos de su auto;
  • comprarle a su hijo un par de zapatos que necesita;
  • reemplazar una ventana rota en su casa;
  • pagar por una consulta médica cuando su hijo tiene la gripe;
  • cubrir los gastos dentales para rellenar una carie dolorosa;
  • pagar una multa por mal estacionamiento; o
  • viajar para visitar a un padre enfermo.

El fondo de emergencia no sólo le provee a usted dinero para pagar esos gastos, sino también le da la tranquilidad de saber que puede pagar esas emergencias financieras. El no tener un fondo de emergencia es una de las razones por las que muchas personas toman prestado mucho dinero con tasas altas de interés. Por ejemplo, un estudio de la Fundación Pew, llevado a cabo en julio del 2012, reveló que si ahorraran para casos de emergencia, los doce millones de adultos estadounidenses quienes anualmente solicitan préstamos del día de pago (payday loans) probablemente no tendrían que solicitar ocho préstamos al año, cada uno de $375, e incurrir en gastos de $520 en intereses.  

La Mejor Manera de Ahorrar para Casos de Emergencia

La manera más fácil y efectiva de ahorrar es automáticamente. Así es como millones de estadounidenses ahorran en sus bancos o cooperativas de crédito. Su banco o cooperativa de crédito le puede ayudar a establecer ahorros automáticos al transferir una cantidad fija de su cuenta de cheques a una cuenta de ahorro. Averigüe cómo ahorrar automáticamente.

Ahorre para la Jubilación

Written by Katie Bryan · 13 February 2015

El ahorrar para la jubilación es una prioridad principal para muchos ahorradores. El ahorrar ahora para su jubilación asegurará que usted tenga suficiente dinero para disfrutar un estándar de vida cómodo cuando usted ya no trabaje más o reduzca la cantidad de horas que trabaja.

Es posible que usted pueda ahorrar para su retiro en su lugar de empleo por medio de un plan 401(k). Estas cuentas tienen muchos beneficios, incluyendo un depósito directo de su salario, lo cual automatiza el proceso de ahorrar y pudiese incluir una contribución del empleador. Lamentablemente, muchas personas no tienen acceso a un plan de retiro patrocinado por el empleador como el plan 401(k). Aún si su empleador no ofrece un plan para la jubilación, usted puede ahorrar para su retiro al depositar dinero en una Cuenta de Jubilación Individual (Individual Retirement Account o IRA, por sus siglas en inglés).

Tenga en mente que la constancia es la clave. Aún las contribuciones modestas que se hacen mensualmente a una cuenta para la jubilación por 30 a 40 años pueden, en parte debido a la maravilla de los intereses compuestos, fácilmente llevarle a acumular varios cientos de miles de dólares.


 



 

Ahorrando en el Trabajo por Medio de un Plan 401(k)

1. Participe en Planes para la Jubilación en su Empleo.

Averigüe si su empleador ofrece un plan 401(k) u otro plan de contribuciones definidas para el retiro. Si no se ha inscrito, hágalo inmediatamente.

Si usted apenas comienza su carrera, no cometa el error de pensar que tendrá muchísimo tiempo en el futuro para proveer fondos para su retiro. El comenzar a ahorrar temprano es una de las mejores formas de asegurarse que guarda suficiente dinero para vivir un retiro cómodo.

Tome en cuenta este ejemplo: un empleado que comienza a guardar solamente $100 al mes cuando tiene los 21 años de edad tendrá más de $191,000 ahorrados cuando se jubile a los 65 años de edad, asumiendo que gana un cinco por ciento anualmente en sus inversiones. A diferencia de un trabajador que espera a los 40 años de edad para comenzar a ahorrar tendría que ahorrar casi $350 al mes para lograr el mismo resultado.

No permita que el prospecto de tener que decidir cómo invertir el dinero de su retiro lo espante. El participar es más importante que el seleccionar la inversión perfecta. Además, hoy día muchos planes incluyen fondos mutuos de “estilos de vida”, con inversiones diseñadas para coincidir con la edad y fecha de retiro proyectadas por los participantes. Esta es una opción sencilla que usted puede usar si no se siente con el deseo de diseñar su propio portafolio.

2. Aproveche Cualquier Contribución que su Empleador Aporte

Muchos empleadores ofrecen equiparar las contribuciones de los empleados, hasta cierto porcentaje del salario del empleado. Si la compañía para la que trabaja equipara contribuciones, y usted puede costear la cantidad máxima que la compañía contribuye, hágalo. La vida no ofrece muchas oportunidades para recibir un rendimiento de un 100 por ciento garantizado sobre sus inversiones, pero ésta es una de ellas.

3. Aumente sus Contribuciones Gradualmente

Recuerde, cuando comienza a ahorrar, ninguna contribución es demasiado pequeña. Aún si usted solamente guarda el uno por ciento de su salario en un plan de retiro, esto es un comienzo muy importante. Pero a largo plazo, seguramente tendrá que ahorrar más.

Una manera de aumentar sus ahorros es incrementar la cantidad que ahorra de su salario cada año por un punto porcentual. Si puede programar dicho incremento para coincidir con un aumento anual, es probable que usted ni siquiera note el cambio.

Algunos planes le permiten que elija el hacer aumentos automáticos anualmente en sus contribuciones, hasta cierto porcentaje máximo que usted establezca. Si su plan ofrece esta opción, considere aprovecharla. Al hacerlo de esta manera, usted no tendrá que recordarse efectuar el cambio cada año. 

4. Esté al tanto de la Distribución de sus Inversiones

Al inscribirse en un plan de retiro, usted elige cuánto de su dinero se repartirá en las distintas clases de activos, tales como en fondos mutuos, fondos de bonos y cuentas en efectivo. Los diferentes tipos de inversiones tendrán un buen rendimiento en diferentes años, sin embargo, esto causa que con el tiempo, la distribución de sus activos pierda el balance que una vez usted eligió. Es importante que periódicamente haga cambios en la manera en que su dinero está distribuido entre sus fondos para restaurar la distribución de activos que usted había hecho originalmente (suponiendo que la distribución original aún satisface sus necesidades). Algunos planes ofrecen la opción de volver a restaurar el balance automáticamente, lo que le evita a usted la inconveniencia.

5. No se dé por Vencido muy Pronto

Además de comenzar a ahorrar temprano, la perseverancia es la llave del éxito al ahorrar para la jubilación. Uno de los errores que muchas personas cometen es retirar en efectivo los fondos de las cuentas de retiro cuando cambian de empleo. Las investigaciones hechas por el Instituto de Investigaciones sobre Beneficios de Empleados (Employee Benefit Research Institute) muestran que, por lo general, toma unos 13 años o más de contribuir a una cuenta antes de que sus ahorros alcancen un nivel de fondos suficientes para un número de años de retiro como suplemento al Seguro Social. Así que, transfiera su cuenta si cambia de empleo. Además, no subestime la cantidad de dinero que necesita para jubilarse. Fíjese en el ejemplo anterior. La mayoría de los expertos considerarían que aún los $191,000 ahorrados durante el período de 44 años de efectuar contribuciones mensuales de $100 regularmente, no serían suficientes para jubilarse cómodamente.

En el caso de que usted se esté acercando a la edad que planificaba jubilarse y sus ahorros no cubren sus necesidades, siga trabajando. Después de todo, es mejor continuar trabajando que no tener suficiente dinero para vivir cuando ya se encuentra en la etapa del retiro. Además, cada año que usted trabaja es un año más que ahorra y un año menos que vive dependiendo de sus ahorros - bono doble. 

 

Ahorrando Fuera de su Empleo por Medio de una Cuenta de Jubilación Individual

Aunque su empleador no ofrezca un plan para la jubilación, usted puede ahorrar para su retiro, y recibir a la vez algunos beneficios tributarios al depositar dinero en una Cuenta de Jubilación Individual (Individual Retirement Account, IRA, por sus siglas en inglés).

¿Quién califica para hacer contribuciones a una Cuenta de Jubilación Individual?

Cualquier persona que devenga un ingreso (o que recibe una pensión alimenticia) puede depositar dinero en una Cuenta de Jubilación Individual, (IRA, por sus siglas en inglés). Las parejas también pueden depositar dinero en una IRA para un cónyuge que no trabaja.

Para los años fiscales 2014 y 2015, cada persona puede depositar hasta un máximo de $5,500 en una IRA si tiene 49 años de edad o menos, y hasta un máximo de $6,500 si tiene 50 años de edad o más, siempre y cuando sus contribuciones no sobrepasen sus ingresos. Cada año, usted tiene hasta la fecha límite del 15 de abril para rendir planillas sobre sus ingresos y contribuir a la IRA para el año fiscal anterior.

Hay dos tipos principales de Cuentas de Jubilación Individual: Cuentas de Jubilación Individual tradicionales y las Cuentas Roth de Jubilación Individual. Además, quienes trabajan por cuenta propia pueden ahorrar dinero en una Cuenta SEP-IRA. Cada cuenta tiene sus propias reglas y ofrece beneficios tributarios diferentes. Este artículo abordará las IRA tradicionales y las Roth IRA.

Las IRA tradicionales están disponibles para cualquier persona hasta los 70 años y medio de edad. El dinero que se deposita en una IRA tradicional crece mientras los impuestos son diferidos. En otras palabras, usted no tendrá que pagar impuestos sobre cualquier ganancia hasta que usted retire el dinero de la cuenta. Esto permite que su dinero crezca más rápido que si tuviese que pagar impuestos sobre los ingresos cada año.

Las Cuentas de Jubilación Individuales tradicionales (IRA, por sus siglas en inglés) Ofrecen Oportunidad de Contribuir sin Pagar Impuestos

Sus contribuciones a una IRA tradicional también pudiesen ser libres de impuestos, algo que para muchos es una característica muy atractiva. Debido a que le “devuelven” inmediatamente una porción del pago a su IRA en forma de una factura de impuestos más baja.

Si no califica para un plan para la jubilación patrocinado por un empleador, usted puede hacer contribuciones a una IRA tradicional que le permite deducir las contribuciones de sus impuestos. Usted también puede hacerlo si sus ingresos caen por debajo de ciertos niveles, independientemente de la condición de su plan de retiro.

Para el año fiscal 2011, las parejas que rindan sus ingresos conjuntamente, reportando un ingreso bruto ajustado hasta un máximo de $90,000, o individuos con ingresos hasta un máximo de $56,000, son elegibles para hacer contribuciones completamente deducibles a una IRA tradicional. Además, los contribuyentes con ingresos un poco más altos de esos límites, entre $90,000 a $110,000 para parejas y $56,000 a $66,000 para individuos, pueden hacer contribuciones que son parcialmente deducibles.

Aunque hay excepciones, cuando usted deposita dinero en una IRA tradicional, usted no puede retirarlo antes de que usted cumpla los 59 años y medio de edad sin pagar una multa. Algunas personas consideran que esto es una desventaja de las IRAs tradicionales, pero esto puede ayudarle a mantener sus ahorros de retiro en curso.

Una vez que usted comience a retirar dinero de una IRA tradicional durante la jubilación, usted tendrá que pagar impuestos ordinarios sobre los ingresos por cualquier ganancia de sus contribuciones deducibles de los impuestos, pero no pagará impuestos federales en los retiros que efectúe de las contribuciones que no se pueden deducir. Es posible que usted tenga que pagar impuestos estatales por esos retiros, dependiendo del estado donde resida.

Los  Retiros de las Cuentas de Jubilación Individual ROTH ( ROTH IRA, por sus siglas en inglés)  están Libres de Impuestos

Los beneficios de las Roth IRA son casi exactamente opuestos a los de las IRAs tradicionales.

Usted no puede hacer contribuciones deducibles de impuestos a una Roth IRA. Por otro lado, el dinero que usted deposita en una Roth IRA crece, no difiriendo el pago de impuestos, sino que es libre de impuestos. En otras palabras, usted no tendrá que pagar ningún impuesto federal, ni estatal en la mayoría de estados, sobre sus ganancias cuando retire dinero, siempre y cuando usted cumpla con ciertos requisitos. También hay menos posibilidades de que usted tenga que pagar multa sobre los impuestos si usted retira dinero antes de tiempo de una cuenta Roth IRA.

No hay límites en la edad para efectuar contribuciones a una Roth IRA, siempre y cuando usted haya devengado ingresos. Aunque hay límites de ingresos, esos límites son bastante altos. Los individuos que reportan ingresos brutos ajustados de hasta $107,000 en 2011 y las parejas con ingresos de hasta $169,000, califican para la contribución máxima. Los contribuyentes con ingresos un poco más altos entre $107,000 a $122,000 para individuos y $169,000 a $179,000 para parejas que rinden sus planillas en conjunto, pueden hacer contribuciones parciales.

¿Dónde puede abrir una Cuenta de Jubilación Individual (IRA)?

Usted puede hacerlo virtualmente en todas las compañías principales de servicios financieros, tales como bancos, corredores de bolsa, compañías de seguros y compañías de fondos mutuos, quienes ofrecen IRAs y facilitan el abrir una cuenta.

Para muchos, una buena opción es una compañía de fondos mutuos con buena reputación que ofrece una amplia selección de fondos, con costos bajos, y requisitos mínimos razonables para invertir. Muchas de las compañías principales también ofrecen excelentes materiales educativos para ayudarle a elegir los mejores fondos para usted.

Independientemente de donde usted decida abrir una cuenta, sus ahorros para el retiro recibirán un verdadero empuje si usted se compromete a efectuar contribuciones anuales a una IRA


 

Establezca una Meta: Cosas Para las Cuáles Ahorrar

Written by Katie Bryan · 13 February 2015

El ahorrar dinero, mejorar su vida financiera y establecer un patrimonio, comienzan cuando usted establece una meta y desarrolla un plan para lograrla. Entonces, ¿cuál es su meta? ¿Establecer un fondo de emergencia? ¿Eliminar sus deudas? ¿Pagar un depósito para un auto o una casa? ¿Ahorrar dinero para estudios universitarios o la jubilación?

Tip of the Day

  • Written by Katie Bryan | November 25, 2013

    Tip to #save when shopping: You can #save more than 10% by comparing prices at different stores.

Saver Stories View all »

Challenging Herself to Save

Written by Sara Cooper | April 15, 2014

It all started when Marchale Burton overheard Alabama cooperative extension colleague Isaac Chappelle, coordinator of Alabama Saves, explaining how saving just a little bit – even change – is all it takes to become a saver. “I thought about that,” Burton said, “and wanted to see if it would work.” So, she challenged herself to see how much change she could save.

Read more...

Inspired to Build Savings By Starting Small

Written by Great Lakes Michigan Saves | April 19, 2016

With little-to-no money in the bank and living on a limited income with her adult daughter, Sharon wasn’t sure if building up savings for her future was even possible. “At my age, to put debts behind me would be a relief,” she said, but she wasn’t quite sure how to even get started with a savings plan. That all changed when Sharon attended the Great Lakes Michigan Saves Pay Yourself First Saver’s Summit during America Saves Week.

Read more...

Jump-Starting a Financial Makeover

Written by Katie Bryan | October 28, 2013

Nichelle Johnson, a single mom with two teenage children, knows what it’s like to stretch a dollar. When she moved back to Virginia Beach in 2008, she provided for her family with just a part-time library position.

Read more...