Ahorre para la Jubilación

El ahorrar para la jubilación es una prioridad principal para muchos ahorradores. El ahorrar ahora para su jubilación asegurará que usted tenga suficiente dinero para disfrutar un estándar de vida cómodo cuando usted ya no trabaje más o reduzca la cantidad de horas que trabaja.

Es posible que usted pueda ahorrar para su retiro en su lugar de empleo por medio de un plan 401(k). Estas cuentas tienen muchos beneficios, incluyendo un depósito directo de su salario, lo cual automatiza el proceso de ahorrar y pudiese incluir una contribución del empleador. Lamentablemente, muchas personas no tienen acceso a un plan de retiro patrocinado por el empleador como el plan 401(k). Aún si su empleador no ofrece un plan para la jubilación, usted puede ahorrar para su retiro al depositar dinero en una Cuenta de Jubilación Individual (Individual Retirement Account o IRA, por sus siglas en inglés).

Tenga en mente que la constancia es la clave. Aún las contribuciones modestas que se hacen mensualmente a una cuenta para la jubilación por 30 a 40 años pueden, en parte debido a la maravilla de los intereses compuestos, fácilmente llevarle a acumular varios cientos de miles de dólares.


 



 

Ahorrando en el Trabajo por Medio de un Plan 401(k)

1. Participe en Planes para la Jubilación en su Empleo.

Averigüe si su empleador ofrece un plan 401(k) u otro plan de contribuciones definidas para el retiro. Si no se ha inscrito, hágalo inmediatamente.

Si usted apenas comienza su carrera, no cometa el error de pensar que tendrá muchísimo tiempo en el futuro para proveer fondos para su retiro. El comenzar a ahorrar temprano es una de las mejores formas de asegurarse que guarda suficiente dinero para vivir un retiro cómodo.

Tome en cuenta este ejemplo: un empleado que comienza a guardar solamente $100 al mes cuando tiene los 21 años de edad tendrá más de $191,000 ahorrados cuando se jubile a los 65 años de edad, asumiendo que gana un cinco por ciento anualmente en sus inversiones. A diferencia de un trabajador que espera a los 40 años de edad para comenzar a ahorrar tendría que ahorrar casi $350 al mes para lograr el mismo resultado.

No permita que el prospecto de tener que decidir cómo invertir el dinero de su retiro lo espante. El participar es más importante que el seleccionar la inversión perfecta. Además, hoy día muchos planes incluyen fondos mutuos de “estilos de vida”, con inversiones diseñadas para coincidir con la edad y fecha de retiro proyectadas por los participantes. Esta es una opción sencilla que usted puede usar si no se siente con el deseo de diseñar su propio portafolio.

2. Aproveche Cualquier Contribución que su Empleador Aporte

Muchos empleadores ofrecen equiparar las contribuciones de los empleados, hasta cierto porcentaje del salario del empleado. Si la compañía para la que trabaja equipara contribuciones, y usted puede costear la cantidad máxima que la compañía contribuye, hágalo. La vida no ofrece muchas oportunidades para recibir un rendimiento de un 100 por ciento garantizado sobre sus inversiones, pero ésta es una de ellas.

3. Aumente sus Contribuciones Gradualmente

Recuerde, cuando comienza a ahorrar, ninguna contribución es demasiado pequeña. Aún si usted solamente guarda el uno por ciento de su salario en un plan de retiro, esto es un comienzo muy importante. Pero a largo plazo, seguramente tendrá que ahorrar más.

Una manera de aumentar sus ahorros es incrementar la cantidad que ahorra de su salario cada año por un punto porcentual. Si puede programar dicho incremento para coincidir con un aumento anual, es probable que usted ni siquiera note el cambio.

Algunos planes le permiten que elija el hacer aumentos automáticos anualmente en sus contribuciones, hasta cierto porcentaje máximo que usted establezca. Si su plan ofrece esta opción, considere aprovecharla. Al hacerlo de esta manera, usted no tendrá que recordarse efectuar el cambio cada año. 

4. Esté al tanto de la Distribución de sus Inversiones

Al inscribirse en un plan de retiro, usted elige cuánto de su dinero se repartirá en las distintas clases de activos, tales como en fondos mutuos, fondos de bonos y cuentas en efectivo. Los diferentes tipos de inversiones tendrán un buen rendimiento en diferentes años, sin embargo, esto causa que con el tiempo, la distribución de sus activos pierda el balance que una vez usted eligió. Es importante que periódicamente haga cambios en la manera en que su dinero está distribuido entre sus fondos para restaurar la distribución de activos que usted había hecho originalmente (suponiendo que la distribución original aún satisface sus necesidades). Algunos planes ofrecen la opción de volver a restaurar el balance automáticamente, lo que le evita a usted la inconveniencia.

5. No se dé por Vencido muy Pronto

Además de comenzar a ahorrar temprano, la perseverancia es la llave del éxito al ahorrar para la jubilación. Uno de los errores que muchas personas cometen es retirar en efectivo los fondos de las cuentas de retiro cuando cambian de empleo. Las investigaciones hechas por el Instituto de Investigaciones sobre Beneficios de Empleados (Employee Benefit Research Institute) muestran que, por lo general, toma unos 13 años o más de contribuir a una cuenta antes de que sus ahorros alcancen un nivel de fondos suficientes para un número de años de retiro como suplemento al Seguro Social. Así que, transfiera su cuenta si cambia de empleo. Además, no subestime la cantidad de dinero que necesita para jubilarse. Fíjese en el ejemplo anterior. La mayoría de los expertos considerarían que aún los $191,000 ahorrados durante el período de 44 años de efectuar contribuciones mensuales de $100 regularmente, no serían suficientes para jubilarse cómodamente.

En el caso de que usted se esté acercando a la edad que planificaba jubilarse y sus ahorros no cubren sus necesidades, siga trabajando. Después de todo, es mejor continuar trabajando que no tener suficiente dinero para vivir cuando ya se encuentra en la etapa del retiro. Además, cada año que usted trabaja es un año más que ahorra y un año menos que vive dependiendo de sus ahorros - bono doble. 

 

Ahorrando Fuera de su Empleo por Medio de una Cuenta de Jubilación Individual

Aunque su empleador no ofrezca un plan para la jubilación, usted puede ahorrar para su retiro, y recibir a la vez algunos beneficios tributarios al depositar dinero en una Cuenta de Jubilación Individual (Individual Retirement Account, IRA, por sus siglas en inglés).

¿Quién califica para hacer contribuciones a una Cuenta de Jubilación Individual?

Cualquier persona que devenga un ingreso (o que recibe una pensión alimenticia) puede depositar dinero en una Cuenta de Jubilación Individual, (IRA, por sus siglas en inglés). Las parejas también pueden depositar dinero en una IRA para un cónyuge que no trabaja.

Para los años fiscales 2014 y 2015, cada persona puede depositar hasta un máximo de $5,500 en una IRA si tiene 49 años de edad o menos, y hasta un máximo de $6,500 si tiene 50 años de edad o más, siempre y cuando sus contribuciones no sobrepasen sus ingresos. Cada año, usted tiene hasta la fecha límite del 15 de abril para rendir planillas sobre sus ingresos y contribuir a la IRA para el año fiscal anterior.

Hay dos tipos principales de Cuentas de Jubilación Individual: Cuentas de Jubilación Individual tradicionales y las Cuentas Roth de Jubilación Individual. Además, quienes trabajan por cuenta propia pueden ahorrar dinero en una Cuenta SEP-IRA. Cada cuenta tiene sus propias reglas y ofrece beneficios tributarios diferentes. Este artículo abordará las IRA tradicionales y las Roth IRA.

Las IRA tradicionales están disponibles para cualquier persona hasta los 70 años y medio de edad. El dinero que se deposita en una IRA tradicional crece mientras los impuestos son diferidos. En otras palabras, usted no tendrá que pagar impuestos sobre cualquier ganancia hasta que usted retire el dinero de la cuenta. Esto permite que su dinero crezca más rápido que si tuviese que pagar impuestos sobre los ingresos cada año.

Las Cuentas de Jubilación Individuales tradicionales (IRA, por sus siglas en inglés) Ofrecen Oportunidad de Contribuir sin Pagar Impuestos

Sus contribuciones a una IRA tradicional también pudiesen ser libres de impuestos, algo que para muchos es una característica muy atractiva. Debido a que le “devuelven” inmediatamente una porción del pago a su IRA en forma de una factura de impuestos más baja.

Si no califica para un plan para la jubilación patrocinado por un empleador, usted puede hacer contribuciones a una IRA tradicional que le permite deducir las contribuciones de sus impuestos. Usted también puede hacerlo si sus ingresos caen por debajo de ciertos niveles, independientemente de la condición de su plan de retiro.

Para el año fiscal 2011, las parejas que rindan sus ingresos conjuntamente, reportando un ingreso bruto ajustado hasta un máximo de $90,000, o individuos con ingresos hasta un máximo de $56,000, son elegibles para hacer contribuciones completamente deducibles a una IRA tradicional. Además, los contribuyentes con ingresos un poco más altos de esos límites, entre $90,000 a $110,000 para parejas y $56,000 a $66,000 para individuos, pueden hacer contribuciones que son parcialmente deducibles.

Aunque hay excepciones, cuando usted deposita dinero en una IRA tradicional, usted no puede retirarlo antes de que usted cumpla los 59 años y medio de edad sin pagar una multa. Algunas personas consideran que esto es una desventaja de las IRAs tradicionales, pero esto puede ayudarle a mantener sus ahorros de retiro en curso.

Una vez que usted comience a retirar dinero de una IRA tradicional durante la jubilación, usted tendrá que pagar impuestos ordinarios sobre los ingresos por cualquier ganancia de sus contribuciones deducibles de los impuestos, pero no pagará impuestos federales en los retiros que efectúe de las contribuciones que no se pueden deducir. Es posible que usted tenga que pagar impuestos estatales por esos retiros, dependiendo del estado donde resida.

Los  Retiros de las Cuentas de Jubilación Individual ROTH ( ROTH IRA, por sus siglas en inglés)  están Libres de Impuestos

Los beneficios de las Roth IRA son casi exactamente opuestos a los de las IRAs tradicionales.

Usted no puede hacer contribuciones deducibles de impuestos a una Roth IRA. Por otro lado, el dinero que usted deposita en una Roth IRA crece, no difiriendo el pago de impuestos, sino que es libre de impuestos. En otras palabras, usted no tendrá que pagar ningún impuesto federal, ni estatal en la mayoría de estados, sobre sus ganancias cuando retire dinero, siempre y cuando usted cumpla con ciertos requisitos. También hay menos posibilidades de que usted tenga que pagar multa sobre los impuestos si usted retira dinero antes de tiempo de una cuenta Roth IRA.

No hay límites en la edad para efectuar contribuciones a una Roth IRA, siempre y cuando usted haya devengado ingresos. Aunque hay límites de ingresos, esos límites son bastante altos. Los individuos que reportan ingresos brutos ajustados de hasta $107,000 en 2011 y las parejas con ingresos de hasta $169,000, califican para la contribución máxima. Los contribuyentes con ingresos un poco más altos entre $107,000 a $122,000 para individuos y $169,000 a $179,000 para parejas que rinden sus planillas en conjunto, pueden hacer contribuciones parciales.

¿Dónde puede abrir una Cuenta de Jubilación Individual (IRA)?

Usted puede hacerlo virtualmente en todas las compañías principales de servicios financieros, tales como bancos, corredores de bolsa, compañías de seguros y compañías de fondos mutuos, quienes ofrecen IRAs y facilitan el abrir una cuenta.

Para muchos, una buena opción es una compañía de fondos mutuos con buena reputación que ofrece una amplia selección de fondos, con costos bajos, y requisitos mínimos razonables para invertir. Muchas de las compañías principales también ofrecen excelentes materiales educativos para ayudarle a elegir los mejores fondos para usted.

Independientemente de donde usted decida abrir una cuenta, sus ahorros para el retiro recibirán un verdadero empuje si usted se compromete a efectuar contribuciones anuales a una IRA


 

Consejo del Día

  • Segunda estrategia para ahorrar: Ahorre para casos de emergencia http://ow.ly/PZROg

Saver Stories View all »

Coping with a Lost Job

Aimee Shaffer worked as a Public Service News Director for radio for years until one day her employer downsized the company, resulting in hundreds of lost jobs, including Aimee’s.

Read more...

Starting Over

Until last summer, Michael Lindman spent money freely. “I was a union truck driver for 35 years and had a good income,” said Lindman. “I owned my own home, saved a little, and tried to live within my own budget. You always think there’s going to be that much coming in, but things can change in a split second.”

Read more...

Inspired to Build Savings By Starting Small

With little-to-no money in the bank and living on a limited income with her adult daughter, Sharon wasn’t sure if building up savings for her future was even possible. “At my age, to put debts behind me would be a relief,” she said, but she wasn’t quite sure how to even get started with a savings plan. That all changed when Sharon attended the Great Lakes Michigan Saves Pay Yourself First Saver’s Summit during America Saves Week.

Read more...